15 oct. 2009

Otra más, y van...García Bermúdez, desautorizado por los suyos y más



¿Saben quién es el representante del Ayuntamiento de Jerez en el Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana: Se llama Juan Manuel García Bermúdez, uno de los ediles 'rebeldes' del equipo de Pilar Sánchez. Pues bien, resulta que hoy, los ayuntamientos gobernados por el Partido Popular que integran el Comité Directivo y la Asamblea del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana lograron dejar sobre la mesa la aprobación de los presupuestos para 2010 del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana, propuesto por el presidente del Consorcio y representante del Ayuntamiento de Jerez (PSOE): García Bermúdez.
Para que la propuesta quedase sobre la mesa, se ha contado con el apoyo de otros ayuntamientos representados en el Comité Directivo, formado por los ayuntamientos de Jerez, Rota, San Fernando y Sanlúcar, además de la Agencia Andaluza del Agua de la Junta de Andalucía. Es decir, que el Ayuntamiento de Jerez ha desautorizado claramente a García Bermúdez, a tenor de lo que se cuenta de lo sucedido en la reunión.
La propuesta presupuestaria para 2010 presentada por el PSOE supondría un incremento de 3,9 millones de euros con respecto a los presupuestos de 2009. Así, el Consorcio de Aguas pasaría de 11,7 millones en 2009 a 15,6 millones para el próximo año. El presupuesto para 2010 implicaba, además, la modificación previa de la Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por Prestación de Servicio de Abastecimiento de Agua en Alta también para 2010, que, de haberse aprobado los presupuestos, implicarían para el bolsillo de los gaditanos un incremento en la tasa del 6 por ciento, lo que se traduciría en 1,6 euros más por recibo.
El vicepresidente del Consorcio de Aguas y presidente de Aguas de Cádiz, Ignacio Romaní, en representación del Ayuntamiento de Cádiz (PP), ha explicado que el presidente del Consorcio de Aguas “se ha visto obligado, finalmente, a retirar la propuesta de presupuestos, toda vez que nos hemos negado, en primer lugar, a gravar a los contribuyentes” ya que los 3,9 millones de incremento presupuestario “obligaría a los ayuntamientos a girar la subida al consumidor, y no estamos dispuestos a ello”. En segundo lugar, los presupuestos supondrían igualmente la modificación de las cuotas consorciales para 2010. El representante del Ayuntamiento de Cádiz ha argumentado, además, “que no podemos aprobar esta propuesta a todas luces injusta para los ciudadanos en la situación actual de crisis, agravada precisamente por la nefasta política económica del Gobierno socialista”.
Asimismo, Romaní ha solicitado en la reunión de la Junta Directiva y en la posterior Asamblea General del Consorcio de Aguascompuesta por Jerez, Cádiz, otros 15 ayuntamientos de la provincia y por la Agencia Andaluza del Agua de la Junta de Andalucía- a que sea la Junta “a través de la Agencia del Agua, la que asuma los 3,9 millones de euros que se necesitarían, según el Consorcio, para desarrollar su propia gestión, toda vez que la Junta de Andalucía traspasó a los entes consorciales la gestión del agua, a sabiendas de que era un caramelo envenenado de los socialistas porque era deficitaria en su totalidad y no aportó dotaciones económicas para ello”.
El también presidente de Aguas de Cádiz cree que su propuesta es factible ya que la Agencia Andaluza del Agua, desde su creación en 2005 y hasta diciembre de 2008, “ha dejado de ejecutar la nada despreciable cifra de 663,76 millones de euros, por lo que si es incapaz de gestionar sus propios presupuestos, por lo menos que se ocupe de atender la realidad, resultado de crear los consorcios a los que dotó de competencias pero no de presupuestos suficientes”. De hecho, la Agencia Andaluza del Agua, que traspasó estas competencias en 2008 “no contemplaba el déficit presupuestario, que se salvó en 2009 gracias a un remanente que ya no existe y que ahora se pretende que sean los ayuntamientos los que repercutan los 3,9 millones de euros en el recibo”.
Por último, Romaní ha mostrado su preocupación puesto que “los datos que se tienen del anteproyecto de la nueva Ley del Agua que preparan los socialistas de la Junta de Andalucía también van a suponer nuevos incrementos en los precios del consumo del agua, a lo que también nos negamos de plano”.