8 feb. 2007

Muerte en Tarifa



Ya llega el sol. La otra noche, embobados en el carro nos quedamos los dos mientras yo te traducía esta canción de The Beatles: Here comes the sun. No importa lo duro que sea este invierno que sufrimos a diario, siempre y cuando vuelva a lucir el sol. He buscado en You Tube hasta encontrar lo que quería para vosotros, queridos y no tan anónimos internautas.
Hoy ha sido un día trepidante, en todos los sentidos. El PSOE ha reaccionado. Días después, demasiados, de que el buque Sierra Nava encallara, su majestad el presidente de la Junta baja hoy de los cielos sevillanos al chapapote andalú, que no es como el gallego, el nuestro es fuel cinco estrellas, mezcladito con arena, fauna moribunda (como el charrán patinegro de la foto) y residuos. Hoy he visto a Mandalena, a Maleni, vamos, a la señora ministra de Fomento pelín cabreada, demagoga como ella sola y, para que que voy a dar rodeos, acorralada contra las cuerdas por una intervención, la del correcto diputado Sánchez. Suerte ha tenido Maleni, Lady Aviaco. Pero, como vieja loba de la política, ha reaccionado dando un zarpazo, admitiendo que no hay cintas (de coña el asunto si no fuera tan serio) y que tiene que haber un diario de sala, un archivo. Claro que lo hay ministra, y puede que pronto lo vea publicado. Pero lo que resulta de cachondeo gaditano puro de oliva es que le encargue a la misma dirección general de la Marina Mercante que lleve el asunto. No es serio ministra, este cementerio. Más información en www.reporterodigital.com/cadiz


Sin parar

Manu López Iglesias es el fotógrafo municipal de Jerez, el oficial. Hoy me ha llamado la atención esta imagen suya. Por lo que dice y por lo que se adivina que quiere decir. La abuela y su nieto en el parque, la alcaldesa, la foto de oportunidad. Sé que hay muchos que dicen que tras su apariencia, Pilar Sánchez esconde otra cara, hay octavillas en las que un falso militante del PSOE, cuenta muchas lindezas. Un buen amigo me contó el otro día que en su etapa docente, Pilar se brindaba a quedarse con los alumnos/as más retrasados/as a darles clases extraordinarias. Para que no se quedaran atrás. Eso dice mucho de ella. Solo espero que, como dice Joaquín del Valle (portavoz municipal de IU-CA), "sea capaz de cambiar", añado yo, "a los que tiene alrededor": arpías, tiburones, pulpos, aplaudetodo, lobos marinos y aves del paraíso. Pilar Sánchez va poco a poco, ya hasta desconfía de los pelotas.

Una de periodistas en política

Este, algo distorsionado, es el periodista portavoz del Gobierno de Manuel Chaves. Se llama Quique Cervera. Le conozco hace muchos años, y estoy seguro que si estuviera a este lado de la carretera haría lo mismo que hacemos muchos, tirar palante aun conociendo que la vida se hace más difiícil si se hacen las cosas correctamente. Pero está al otro lado y le comprendo. Ahora bien, querido camarada, lo que vienes diciendo sobre la catástrofe del Sierra Nava deberías medirlo. Porque las hemerotecas, pasado no mucho tiempo, son cabronas como ellas solas. Y los políticos dan tantos bandazos que te quedas descuadrado. Al tiempo.

Luigi

Ha dicho mi viejo colega 'Luigi' Pizarro, el number two de Chaves, que éstas son las cosas de Pacheco, que el pacto merece la pena, que "todos conocemos a Pacheco", que es una persona "muy especial" a la que hay que "entender". Pizarro, ¿tu zabe lo que ha dicho cohone? primero, las cosas de Pacheco (amenazas) ya no tienen ni puta gracia. Segundo, si sabrás tú lo "especial" que es Pacheco. Tercero, a los políticos los votantes no tenemos que entenderlos, ni comprenderlos, estáis a nuestro servicio, para entendernos y comprendernos a nosotros que somos los que cada cuatro años os votamos, o no, para que viváis de la sopita boba. Mira Luis, que eres mú mayó ya para decir esas tonterías de Pacheco, a quien todos -querido Luigi- conocemos ya perfectamente dentro y fuera de Jerez. Siempre soy comprensivo con tus habituales, grises y monótonas intervenciones. Es más, sabes que no me caes mal (aunque a tí eso probablemente te importe un pito), pero con las cosas de comer no se juega. Eso no se hace, eso no se dice, y eso no se toca. Eso es la dignidad, querido Luis Pizarro. Y creo que un pacto (o varios, vaya usted a saber) no justifica tu comprensión. Luis, nos vemos cualquier día en Alcalá de los Gazules.