24 dic. 2011

Sin tí no tengo nada





Es mi mensaje de Navidad. Por el bien de todos espero, deseo que Rajoy y esos ministros, y pocas ministras, entre los se encuentran algunos que conozco personalmente porque he trabajado con ellos, triunfen y nos saquen del hoyo en el que estamos. Yo no culpo de todo lo que nos pasa a ZP ni al PSOE. Como comprenderéis no soy tan idiota, vengativo ni perverso, pero creo que en sus filas han 'reinado' botarates solemnes que fusilaría -simbólicamente, por favor- al amanecer. Y comprendo que vamos a tener que realizar esfuerzos, que espero no paguemos los de siempre. 

Tampoco creo que el PP tenga las fórmulas mágicas para que en 2012 nos caigan puestos de trabajo por doquier, pero confío en que ellos sí se lo crean y luchen con todas sus fuerzas. No tengo ni idea porque solo creo en lo que puedo hacer por mí mismo. Porque ¿sabéis una cosa? Yo no me he quedado parado. He reunido, no sin esfuerzos y tiempo (doy gracias a mi familia) a un grupo de compañeros y compañeras de esta profesión, y en 2012, poco a poco, iremos desgranando nuestras ideas para salir adelante. 

Es el momento de innovar, de ayudarnos como nunca y demostrar que el talento y la competitividad, no son conceptos ajenos a los andaluces, todo lo contrario. Una agencia de noticias, una productora y un servicio de apoyo audiovisual a empresas. Y todo lo que se nos ocurra, como es normal. Partimos ligeros de equipaje, con lo justo, el disco duro cargado de información, agendas clave y muchas ganas de trabajar. Andalucía es nuestro territorio y se merece lo mejor. Feliz Navidad a todos y todas los que siguen este blog que nunca premiará el poder establecido. Permitidme la licencia de presumir de ello. Mi premio es el contador de visitas, y ahora la confianza de los míos. Os quiero.

Verdad y periodismo

El sagrado deber de un periodista es contrastar las noticias, escuchar las dos partes. Mentir es pecado mortal en esta profesión, e inducir a otros a mentir es miserable. Creo que se acaba de abrir un debate muy serio en el periodismo gaditano a raíz de la sentencia emitida por el Juzgado de Instrucción Número 4 de Cádiz. El presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz, Fernando Santiago Muñoz, ha sido condenado por una falta de injurias y vejaciones leves contra el ex trabajador de Delphi Manuel Cádiz Temblador. Ese incidente, que tenía un trasfondo nunca bien explicado por las razones que sean, provocó reacciones de apoyo a Santiago y la libertad de expresión que dieron la vuelta a España. Pero las cosas no eran del todo como se contaron. Y eso nos debe hacer reflexionar a todos muy profundamente. Y primero a Fernando Santiago y a quienes creyeron su versión sin rechistar.

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz, Laura del Río, considera probado que Santiago atribuyó a Manuel Cádiz un intento de agresión e insultos contra su persona que no llegaron a producirse. Dicen hoy los cuatro sindicatos que representan al colectivo de ex trabajadores de Delphi (CCOO, UGT, USO y CGT): "No es ético hacer pasar por un conflicto de este colectivo, lo que no fue sino un enfrentamiento privado relativo a la vida personal y familiar. Condenamos cualquier forma de violencia, como hemos hecho siempre, pero quien se envuelve en la bandera del conflicto social, disfrazando así un problema personal, esta enmascarando la verdad, que es la que nos debe presidir a todos y, muy especialmente, a ese dignísimo oficio de periodista".  Si os interesa este asunto he seleccionado varios enlaces para que, una vez leídos, os forméis una idea de la gravedad de lo ocurrido. 

La versión ofrecida por EL PAÍS (21 de enero de 2011)

La canción de 2012