18 jul. 2013

Cádiz, conmocionada



Vengo de dar una vuelta por Twitter, después de pasar varias horas al sol esta mañana con un puñado de compañeros esperando el desenlace de la comparecencia judicial del director de los Salesianos de Cádiz en los juzgados, donde mañana, a las 10,00 se ha convocado una manifestación de apoyo al salesiano. Un suceso que ha conmocionado, en verano, a la sociedad gaditana y mediante las redes sociales a muchos fuera de las fronteras de la tacita de plata. 
La patronal docente Escuelas Católicas  insistía hoy en que es necesario esperar a ver "qué dicta la justicia, que es quien tiene que esclarecer los hechos", y han reclamado "prudencia" mientras tanto, ya que ahora "todo son hipótesis" y si al final resulta inocente se estaría "sacrificando a una persona". 
Cierto, la prudencia es muy necesaria, pero cuando se piensa en la noticia no es posible ocultar que Los Salesianos está en el corazón de Cádiz y la herida causada es grande. La Policía tiene una difícil labor para esclarecer lo sucedido mientras se suman más denuncias de padres, más aún el juez, por cierto con fama de profesional puntilloso y eficaz. Un tema complejo.
Sea como sea, haya pasado lo que haya pasado, con la presunción de inocencia por delante siempre, Javi Luna (así era conocido por sus amigos) sufre una condena anticipada que ya nadie le puede evitar, para su desgracia. Una historia triste.¿Y si fuera inocente?