4 ago. 2008

Chambao, La Mari y los 'papeles mojados'

Las experiencias vitales te cambian la vida. Eso le ha pasado a La Mari, de Chambao. Papeles mojados es algo más que una canción. Viajar es bueno, te abre el corazón y la mente...Te dejo su vídeo y la canción, que me pone los pelos de punta en estas noches de calor terral.

¿Se ha ido el gerente del Consorcio de Las Aletas?

Eso cuentan, que ha vuelto al lugar de donde procedía y se ha despedido ya. La pregunta ahora es quién sera el próximo gerente, ¿acaso el jefe del gabinete actual? Hay quien mira a Antonio Perales Pizarro...El caso es que el estratégico consorcio, básico para el relanzamiento industrial de la bahía gaditana, es noticia hoy porque su presidenta, Juana María Lázaro, ha firmado un convenio de colaboración con el presidente de la Diputación Provincial de Cádiz, Francisco González Cabaña, y el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso, para su incorporación como nuevos socios en dicho consorcio. En rueda de prensa, Lázaro explicó que, de esta forma, tanto el Ayuntamiento puertorrealeño como la Diputación tendrán un representante cada uno en el Consejo Rector, máximo órgano decisivo del Consorcio. Este convenio incluye una aportación de un millón de euros cada uno y su compromiso de asumir íntegramente los estatutos del Consorcio, recogidos en el Convenio de Constitución del Consorcio que suscribieron el pasado 30 de abril de 2007 el vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, y el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. El presidente de la Diputación ha calificado el convenio como "un ejemplo de cooperación entre administraciones", destacando que no es un proyecto "localista ni metropolitano, sino para el conjunto de la Bahía de Cádiz, de la provincia y de Andalucía".

El "Pacto por Chiclana" (1): donde nada es lo que parece



Comienzo hoy una serie de cinco comentarios sobre lo que es y será el futuro Pacto por Chiclana. Leen bien, "lo que es y será". De entrada Chaves y Valderas tienen un gravísimo problema con Chiclana, más serio de lo que creen y más fácil de resolver quizás de lo que le cuentan los segundos y terceros niveles de sus partidos, más centrados quizás en otros intereses que los de salvar los muebles y salvaguardar el futuro de una ciudad que ha sido clave en el socialismo andaluz, en muchos aspectos. Los problemas políticos de Chaves y Valderas se llaman José María Román -absolutamente obsesionado en ser alcalde a toda costa- y Nadine Fernández -una edil con ambiciones políticas desmedidas que ha hecho saltar todas las alarmas políticas- y esos son los obstáculos para que PSOE e IU-CA puedan formar gobierno en Chiclana, amén de garantizar la continuidad digna y sus competencias a los dos ediles actuales de IU en el gobierno cuatripartito, uno de los cuales, José Pedro Butrón, ha hecho gala de una paciencia infinita con el 'independiente' Ernesto Marín y el voraz PP chiclanero, cuya amnesia en determinados temas clama al cielo, como el hecho de que no se haya creado ni una sola comisión de investigación. Butrón ha demostrado sobradamente su talante con el, dicen, vociferante Ernesto Marín.
¿Solución 1?
Veamos. La primera solución para lograr que continúe el actual Pacto por Chiclana es que Marín se vaya con viento fresco y siga con sus aventuras empresariales (por cierto, ¿qué fue de su expediente por lo de la nave?) y deje que corra la lista. El alcalde sería un veterano militante popular, Nicolás Aragón (segundo teniente de alcalde), legitimado por sus actuaciones y, comentan, un poco harto del mal estilo político interno del fabricante de muñecas. Butrón seguiría como primer teniente de alcalde y la inquieta funcionaria María de los Ángeles Polanco (PSA) lograría lo que anhela y no le da Marín, incluso asesores a discreción. El PA, más serios, probablemente avanzaría en competencias. La solución 1 es la que viene bien al PP, pero se duda de la capacidad de Antonio Sanz (uno de los padrinos políticos del engendro de pacto) y de su lugarteniente José Loaiza (quien, al parecer, en privado ya da por hecho que el PSOE se haría con el poder chiclanero). Ambos tienen que convencer a Marín para que se vaya o haga un propósito de enmienda creíble. Según se dice por los pasillos, los gritos de Marín en las reuniones del equipo de gobierno son antológicos. Preludio de la hecatombe.
Los ex alcaldes mediadores
Por su parte, ex alcaldes con peso actual en el PSOE, Manuel Jiménez-Barrios (Chiqui de Chiclana) y José de Mier-Guerra (menudo marrón eso del hospital y el concurso ¿no?) hacen sus intentos para reventar el actual pacto cuatripartito y convencer a los dos ediles claves de IU (son de la coalición porque no han sido expulsados y asisten a sus asambleas). El primero tuvo un encuentro en un hotel jerezano con Butrón que fue un fracaso (y terminó filtrándose en plan cotilleo barato) y el segundo aprovecha su excelente relación con Marín. En los mentideros socialistas se rumorea que hasta le hizo creer que el PSOE no iba mover ficha y lo iba dejar gobernar tan pancho. Marín se lo creyó.
José María Román no lo entiende
Y luego está el ex regidor socialista y edil José María Román, obsesivamente centrado en volver a ser alcalde. No termina de entender que él es una parte esencial del problema. Que es uno de los actores que ha de cambiarse. José María Román sabe mucho, en todos los sentidos. Y dejar de ser alcalde como lo ha dejado de ser debe ser durillo de asimilar. Por su parte, Diego Valderas, un líder político andaluz en caída libre, sabe que los ediles de IU-CA en Chiclana, los dos declarados tránsfugas, son los más fieles al decálogo por la regeneración suscrito al comienzo del mandato chiclanero. Es lógico que este fin de semana declarara que en su formación "no vamos a pasar por ningún tipo de acuerdo que no sea responder al mensaje que mandó la ciudadanía en Chiclana y que es la necesidad de determinados cambios políticos y personales". ¿A qué cambios personales se refiere Valderas? ¿Por qué no dice claro que no quieren a José María Román como alcalde? ¿Y que tratan de convencer a diario a Butrón que vuelva al redil y que Roldán y Barroso negocien todo en su nombre en la acogedora mesa de Paco Cabaña en Benalup? Desde luego, pese a esa componenda que ha pacificado el partido y su éxito incuestionable, Cabaña sabe que Butrón no es el problema. Es más, con todo la información que ha acumulado sobre cómo funcionaba el Ayuntamiento de Chiclana años atrás, Butrón es más 'peligroso' políticamente fuera que dentro de un gobierno de progreso. Y que, durante tres años, previa operación fina y elegante, hasta podría ser el cartel socialista (creo que me he pasado con esta especulación). Lo dicho, nada es lo que parece. Ni nadie.
Las comisiones
El periodista Enrique Montiel, bien informado, liberal intuitivo, escribe desde su atalaya del Diario de Cádiz: "Me dicen que el odio fue el motor de Butrón, y la ambición lo fue en el caso portuense. Lo cierto es que ha pasado un año y Butrón no acaba de sacar los papeles tronantes que creo recordar decía poseer. Un gran error, si los hay. Un fiasco, si no los hubo nunca. Y mientras tanto, ahora, llega la comisión del tránsfuga (¿suena raro, no creen?) y dictamina que, en estos casos, sí lo hubo. Tránsfugas. Pero no hay una ley que determine nada, no hay un mecanismo de expulsión automática, por ejemplo. Ni un catálogo de sanciones. Como siempre se dijo en España: si quieres que algo no funcione, crea una Comisión". Lo que mi fino amigo Montiel no dice del todo es que quien no ha "sacado los papeles" es alcalde, del PP, Ernesto Marín, al que corresponde la iniciativa. ¿Por qué no lo ha hecho?
Einnn... Pepe Loaiza y su inseparable secretario general, Daniel Nieto, han dado hoy una rueda de prensa en la que asegura que mantendrá los pactos que hizo en Chiclana "con partidos políticos" y sus "asambleas locales". Dice Loaiza que el PSOE es "especialista en comprar gobiernos", con comillas y sin comillas y recordó el episodio de Sanlúcar (imagino que igual se refiere al caso Cunete). "Tan tránsfuga es el señor Butrón como la señora Nadine". Loaiza le recordó a Juan Román que Cabaña gobernó en su momento la Diputación con "un condenado" (Hernán Díaz) y un "tránsfuga" (Hermenegildo González, que dejó el PA) y que "echaron al señor De Bernardo, asi que lecciones de transfuguismo del señor Román, ninguna". Loaiza restó crédito a los acuerdos de la Mesa Antitransfuguismo, y afirmó que gobiernan en Chiclana "tranquilos". Y que "si hacen la moción de censura, la acataremos...".
(Mañana: "Polanco no quiere irse sola...")

PD: Hay dirigentes populares y socialistas que se están acostumbrando al cambio de cromos -lo que a veces incluye a personas, tristemente- y eso tiene que saberse, y Chiclana no es una excepción. Ni mucho menos. Pero eso no significa que esos dirigentes representen los intereses del PP y el PSOE. No.

Hoja de ruta posible

(Extracto de una hojilla encontrada hoy entre arenas y pinos)-Viñeta de Ropo

Leer el resto de esta entrada »

Zapatero y las 'puertas de Doñana'

A los de Huelva, y más al alcalde de Almonte, siempre les incomodó mucho eso de que la población gaditana de Sanlúcar de Barrameda se autoproclamara "Puerta de Doñana" y que los presidentes del Gobierno llegaran a la ciudad para cruzar en luego barcaza al Parque Nacional. El procedimiento se hacía así por varias razones, la primera es que ninguna aeronave puede sobrevolar a baja altura Doñana (ni siquiera el del Presidente del Gobierno), la segunda es que resulta más operativo y menos peligroso llevar al presidente desde la Base de Rota, donde tomaba tierra el jet presidencial de turno, hasta la cercana Sanlúcar de Barrameda. Y la tercera es que los dirigentes políticos sanluqueños se lo montaron mejor que los de Huelva, pese a quien pese. Eso sin contar la cercanía geográfica del Palacio de Marismillas... (Foto: Javier Amiguetti)

El submarino de "La caza del Octubre Rojo", en Gibraltar


Uno de los dos submarinos que se hicieron famosos en la novela de Tom Clancy, "La caza del Octubre Rojo", impresionante película también, el USS Dallas, se encuentra atracado en el puerto militar de Gibraltar.

Leer el resto de esta entrada »

La 'cuidada' entrevista con Nadine Fernández

Publicaciones del Sur, que afronta un ilusionante período de cambios, ofrece hoy en el nuevo diario metropolitano (la primera apuesta de un medio como tal por la metrópolis gaditana, a ver si aprende Felipe Márquez y anima a otros grupos a hacer lo mismo), una cuidada entrevista con la concejala no adscrita y cesada del equipo de gobierno de Chiclana, Nadine Fernández. Y destaco lo de cuidada porque uno, que ya acumula algunos kilómetros de experiencia, adivina ver un especial cuidado en su elaboración, presentación y contenidos. Creo que debe estar firmada por alguien en su edición de papel, porque en la digital la rúbrica es "Información Chiclana". De toda la entrevista -que recomiendo leer con detalle si les gusta el culebrón del Pacto por Chiclana- destaco una pregunta clave:

—Por ello, ¿tendría usted algún problema en pactar con Román?
—Le voy a ser muy sincera. Como he dicho, no creo en proyectos personalistas. Con lo que, lo importante no es el apellido de quien pacte, sino los proyectos y políticas que vayamos a llevar a cabo. El candidato o interlocutor del cada partido debe elegirlo cada partido. No seré yo quien censure a otras formaciones, ni creo que Chiclana esté viviendo un momento como para tener en cuenta los intereses particulares de cada formación. No obstante, me debo al comité provincial y regional de mi partido y todas las decisiones que tomemos en el comité local serán consensuadas con nuestra formación. En cualquier caso, es cierto que todos los partidos debemos hacer un ejercicio de revisión y regeneración interna si pretendemos sanear la política local.