7 ene. 2012

Periodistas en acción ante la cruda realidad



Puede que sea duro este corto, pero es real. Y bueno. Muy bueno. No paro de hablar con los compañeros y compañeras que cooperan en el proyecto que, desde hace cinco meses largos, vengo desarrollando en toda Andalucía. Un nuevo modelo de cooperación laboral y empresarial entre periodistas y técnicos de la comunicación, nacido de la crisis y de la necesidad de salir adelante con dignidad. Es a lo que dedico mis desvelos estos días, ya con ayuda de muchos compañeros, firmemente decididos a trabajar con dignidad y en libertad, hasta donde sea posible.


Esta semana conversaba con un joven y capaz periodista, harto de que le paguen 20 euros por historias que elevan las ventas de su periódico y el tráfico en internet. Y con otra, cansada de trabajar como una mula haciendo páginas por un sueldo de miseria como colaboradora autónoma en Sevilla. Y con uno que, desde hace dos años, con un currículum impresionante, no solo no encuentra nada sino que aquellos con quien trabajó lealmente, ahora le tratan como un desheredado. Y me cuentan cómo otro anda cabreado porque ya no puede colocar a quien le sale de los huevos en la administración autonómica.

Y con uno más, a muchos kilómetros de Cádiz, que se ha quedado en paro, con dos hijos, su mujer también acaba de perder su puesto, los dos desesperados. Veréis, no es la panacea, pero al menos nos cabe el orgullo de haber levantado la cabeza y habernos puesto en marcha. Llegaremos a donde Dios quiera, pero no nos detendremos. Y las ideas van consolidándose, las piezas encajan día a día en un puzzle apasionante, lleno de retos y colores. Una vez, no hace mucho, un cabrón que sube en esto de la política, me dijo: "Si quieres estar y trabajar con nosotros, tendrás que aprender a hacer lo que te digamos sin discutir". Dios quiera que nunca tenga responsabilidades ejecutivas. Robespierre sería un caniche a su lado. Comprendo a quienes lo hacen, pero no los quiero a mi lado.
Entrevista de PR Noticias a los autores del corto

No hay comentarios: