16 feb. 2012

Cabaña, señalado


González Cabaña, en una foto de Eulogio García Romero
Dice en su Twitter que últimamente está "muy cambiante" muy a su pesar. Es normal, sobre todo cuando se sabe que no se pueden controlar ya todos los acontecimientos al dedillo. El secretario general del PSOE gaditano y diputado al Congreso, Francisco González Cabaña, es señalado hoy por el diario EL MUNDO como uno de los supuestos máximos responsables en los trámites de concesión de una parte de las ayudas a la reindustrialización en Cádiz, ahora bajo sospecha. Recupero la valiosa rueda de prensa de Pepe Loaiza e Ignacio Romaní el 30 de julio de 2011.


Y hasta cierto punto, si la Udyco -tal como asegura el periodista Chema Rodríguez- orienta sus pesquisas hacia Cabaña, es totalmente lógico. Creo que pocas cosas se mueven en la provincia sin que Cabaña lo sepa. Pero tendrán que demostrarlo, salvo, eso sí, que los investigadores tengan un as en la manga porque alguien hubiera confiado en personas que ahora quizás solo piensen en salvar su culo. La vida en el paro es muy dura. Y ahí me quedo.

Nada que objetar, siempre que sea en defensa del interés general.  El secretario provincial del PSOE de Cádiz y expresidente de la Diputación gaditana, Francisco González Cabaña, ha calificado de "absolutamente falso" que haya participación suya o de alguien de la Diputación "en un proceso irregular de ayudas".

El dirigente socialista ha realizado esta afirmación a Europa Press después de que este jueves se publicase que la Policía Nacional está convencida de que él y la Diputación tuvieron un papel decisivo en el supuesto fraude en las subvenciones del Ministerio de Industria destinadas a la creación de empleo en el marco del Plan Bahía Competitiva.

Advierte de que si dicha información se basa en conclusiones de la Policía quiere "ver las conclusiones de la Policía", y que como diputado nacional va a poner "todos los medios" a su alcance para que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, conteste a eso.

González Cabaña ha aclarado que el Plan Reindus del Ministerio de Industria tenía como organismo colaborador el Instituto de Empleo y Desarrollo Tecnológico (IEDT) de la Diputación, que era el que hacía la aplicación del baremo de Industria a las solicitudes que se presentaban en dicho ministerio.

Por tanto, el trabajo de los técnicos de la Diputación "era exclusivamente, una vez cerrado el plazo de solicitudes, baremar según la documentación presentada", y "ni teníamos la facultad de conceder ni denegar las ayudas", ya que era el Ministerio el que "decidía si adjudicar, denegar, ampliar o reducir" la ayuda en cuestión en función del informe.

Explica González Cabaña que fueron precisamente los técnicos de la Diputación los que enviaron a Industria un informe "con observaciones" porque les parecía "excesiva" la petición de ayudas que "se concentraban en unas empresas que tenían un mismo titular", ha dicho en referencia a las concedidas al empresario gallego Manuel Alejandro Dávila Ouviña, quien se encuentra en prisión preventiva por su presunta implicación en los hechos que investiga el Juzgado de Instrucción número cuatro de Cádiz.

Añade el ex presidente de la Institución Provincial que la diputada encargada del IEDT "asumió plenamente" el criterio de los técnicos, defendiendo su "correcta actuación". Por ello, ha insistido en negar "que haya participación mía ni de nadie de Diputación en un proceso irregular de ayudas".

Considera González Cabaña que tras estas informaciones "intoxicadoras" en un momento preelectoral está el PP, que, a su juicio, está "intentando jugar a la confusión" con la intención de "tapar" cuestiones que les están "afectando muy directamente estos días", como es la petición fiscal de penas de diez y 13 años de prisión para dos consejeros delegados de la Zona Franca de Cádiz en tiempos de José María Aznar (PP) por el conocido como 'caso Rilco'.

No hay comentarios: