14 may. 2012

A la hora señalada

Griñán (primero por la derecha), consejo interterritorial del PSOE.
La renovación o regeneración (depende del grado perseguido en cada provincia andaluza) del PSOE-A se ha puesto en marcha sin remedio para aquellos que, como el hasta ahora secretario general gaditano Francisco González Cabaña, se han venido resistiendo a ella con todos los recursos que la política, buena y mala, proporciona. El actual presidente de la Junta, secretario general de los socialistas andaluces y presidente de la organización política, Pepe Griñán, y su número dos, Susana Díaz, quiere completar antes de que concluya septiembre una renovación que permita marcar, con otras caras y gestos, la nueva hoja de ruta que los electores le han marcado con los resultados de las últimas convocatorias.
¿Por qué sustituir a Cabaña si éste ha anunciado que se va el día 21 en un pleno? Pues, a juicio de algunos observadores, hay varias razones. La primera es que ha perdido el control interno del grupo de diputados provinciales socialistas (siete de los doce quieren que se vaya cuanto antes). La segunda es que de esa forma Irene García y José María Román -alcaldesa de Sanlúcar y ex alcalde de Chiclana- se aseguran una plataforma de acción y oposición en el verdadero núcleo provincial de poder. La tercera, y no menos importante, es que si bien Cabaña consigue tumbar las propuestas de los griñanistas una y otra vez en los órganos provinciales la realidad es que la contestación se extiende rápidamente por toda la provincia. Están hartos de Cabaña. Pero hay una cuarta y es que nadie se fía del veterano político, que siempre anuncia que se va pero que nunca consuma su anuncio. Y eso sin contar que el manifiesto de apoyo al ex consejero Antonio Fernández ha gustado a regañadientes
Los electores, ciertamente, han mandado un mensaje muy nítido al PSOE, que de no ser por el apoyo vital de IU-CA, ahora estaría lamiendo sus heridas y afrontando, con seguridad, un proceso de renovación interno en el que Chaves, Pizarro y Zarrías habrían hecho recaer toda la responsabilidad en el equipo de Griñán y sobre todo en él. Bastaba escuchar en el Hotel Renacimiento los comentarios de cualificados representantes de la vieja guardia cuando ganaron a Carme Chacón en el 38 Congreso Federal. Las cosas no solo han cambiado porque Griñán se salvó en las elecciones autonómicas, sino porque ahora ocupa la presidencia socialista, se sienta al lado de Rubalcaba. Y eso cuenta. Mucho.
Los socialistas de Cádiz celebran este lunes, 14 de mayo de 2012, una reunión extraordinaria del Comité Provincial para abordar la convocatoria del Congreso Provincial Extraordinario y del 12 Congreso Provincial. Será en Puerto Real. Posiblemente hoy, a más tardar mañana, el secretario general de la Diputación de Cádiz se pronunciará, tras un informe jurídico, sobre la legalidad de la propuesta de siete de los doce diputados provinciales. La hora señalada ha llegado. Pepe Loaiza, presidente del PP de Cádiz, de la propia institución provincial y alcalde de San Fernando, sabe ya que no le queda más remedio que cumplir con ese cambio. Aunque claro, igual hay química en la cumbre con Cabaña.

No hay comentarios: