29 ago. 2012

Cuestión de caza mayor en el caso ERE


Juan Ignacio Zoido, en su comparecencia ante la comisión de investigación.
Lo admito, estoy siguiendo, viendo, escuchando las comparecencias. Al final resulta que la primera comisión de investigación parlamentaria andaluza se le atraganta a los partidos políticos, sobre todo al PSOE, que ha carecido de una estrategia clara en todos los órdenes a raíz de destaparse el sonrojante asunto de la partida 31L y la forma en la que se han aprobado y concedido ayudas, necesarias, a miles de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo.

Griñán no ha sabido, no ha querido o no ha podido tener una estrategia de comunicación política lo suficientemente eficaz en torno a un asunto que está lesionando gravemente la imagen de una administración joven, tal como dijo el ex interventor Manuel Gómez ayer, que como tal debe corregir errores y reenfocar el futuro con más garantías y controles que aseguren la transparencia y el bueno gobierno. Su intervención ha sido un terremoto...

El hoy presidente del PSOE, secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, no sabe cómo pasar página en su partido. Hay que enterrar demasiados vivos y, conviene no perderlo de vista, Griñán ha formado parte de los gobiernos de Manuel Chaves hoy en entredicho. Debe ser complicado haber tomado decisiones, 'caiga quien caiga', haber ganado a la vieja guardia de Chaves en Andalucía y ahora ver que hay lazos más grandes que pesan.

Lo que daría por leer esas actas de los 'consejillos' de Gobierno, porque intuyo que mi paisano Antonio Fernández no era el ideólogo de todo como presume la jueza Alaya, sino más bien el chico de los recados, el bombero oficial, la unidad rápida de intervención social. Lo que no le exime de responsabilidad alguna. Los que deben temblar ahora son los silenciosos empresarios ¿se imaginan que tengan que reintegrar, en la forma que sea, las ayudas concedidas en el caso de ser consideradas irregulares? Pues atentos.

De lo que no cabe duda es la enorme rentabilidad política obtenida por el PP con el asunto de los ERE. Usado hasta la saciedad en la pasada campaña electoral en vez de centrarse en explicar a los andaluces cómo nos iban a sacar de la crisis (aunque claro, viendo los recortazos de Rajoy y sus efectos colaterales entiendo que no fueran muy locuaces). Son expertos en el caso y se nota.

La jueza Mercedes Alaya regresa pronto de las vacaciones y su instrucción no puede eternizarse. Ya que nos hemos dado cuenta de lo bien que le viene al PP tener acceso pleno a unas diligencias, creo que lo suyo sería la emisión de los interrogatorios y las sesiones judiciales por internet y Canal Sur, que tiene un segundo canal muy apropiado para ofrecer lo que le venga en gana. Auguro cotas de audiencia notables. Y que nadie diga que el asunto no es de interés general.

No hay comentarios: