18 sept. 2012

Carrillo y los últimos testigos


Santiago Carrillo
A sus 97 años, fumador empedernido, tras una vida bajo luces y sombras, Santiago Carrillo ha muerto hoy mientras dormía la siesta. Van desapareciendo de la escena política las grandes figuras. Autor de 16 libros, doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense, Carrillo se sentía periodista por encima de todo. (#Carrillo)

Si hubiese sido inglés, la Corona habría nombrado Lord a Santiago Carrillo (Oviedo, 1915), seguramente en la misma ceremonia que Fraga Iribarne, por cierto, ambos grandes protagonistas de “Últimos testigos: Fraga Iribarne – Carrillo, comunista” (1) es una obra cinematográfica formada por dos documentales diferentes basados en un mismo concepto, realizados sobre y con la participación de los que los autores señalan como los dos líderes políticos más significativos de la segunda mitad del siglo XX: Manuel Fraga y Santiago Carrillo. (De la publicación LaTuerkaCMI, Con mano izquierda)

Los periodistas esperaban el desenlace, basta ver la rapidez con la que algunos digitales han insertado las biografías, reacciones y perfiles. Twitter, como siempre, fue por delante. Muchos no creyeron los primeros tuits (eso admitió Julia Otero en Onda Cero esta tarde) hasta que no fue confirmado por la familia del veterano político. Descanse en paz.

Busqué esta tarde una canción de esos tiempos que Carrillo y tantos vivimos de corazón, de esa transición en la que, mal que le pese a muchos indeseables, Santiago contribuyó a que todo fuera como finalmente fue. Me duele mi tierra en estos días, en los que van dejándonos los mejores.

No hay comentarios: