4 nov. 2012

Panorama: Ajustarse el cinturón


Declaraciones de Felisa Rosado

Fill Your Head With Rock by Bonafide on Grooveshark
(*Dále al play y sube el volumen antes de empezar a leer)
Unas preguntas: ¿cómo es posible que los mismos sindicatos que han aceptado reducir el sueldo de los trabajadores de la limpieza en El Puerto se opongan en Jerez? ¿o no son los mismos? ¿no vale la fórmula del ayuntamiento portuense, gobernado por PP y PA, para Jerez? Sea como sea, por mucha basura que nos dejen en las calles (las víctimas siempre somos los mismos) la realidad es que no tendrán más remedio que o ajustarse el cinturón o aceptar despidos. El problema es que Jerez está a dos velas. Me dicen que el plan de ajuste está en peligro porque no se hacen los pagos, que si el ICO, que si las nóminas, que lo de Aguas de Jerez va a terminar en una mala venta, que hay ediles que admiten el bloqueo mental que les produce la delicada situación financiera, que todo es un horror. 

Mientras, en El Puerto de Santa María, algún miope político con cargo en Madrid trata de dar un zarpazo y adelantar, dicen, el proceso de nominación del candidato a la alcaldía. Mal rollo. Esas cosas no se hacen a las bravas y menos en el PP, y menos con Antonio Sanz, que ha vuelto a la vida del mundo de los zombies en el que se vió sumergido tras las elecciones autonómicas. El PP sabe que los resultados con Moresco no son malos ahora y que podría tener grandes posibilidades de repetir, pero acaricia la idea de no tener que gobernar con otro socio. Aunque, en honor a la verdad, demasiados pocos problemas le crea Antonio Jesús Ruiz, entretenido con su cargo regional en el PA. Además, en la hoja de ruta de Sanz -según leo a Paco Sánchez Zambrano- El Puerto no es una prioridad. Ojito.

Hay quien observa, con gran interés, la gestión del periodista Daniel Barea, ex tertuliano televisivo, jefe de gabinete del presidente de la Diputación de Cádiz, Pepe Loaiza. En los tiempos que corren la gestión de los fondos para publicidad institucional ha de ser cuidadosa y, conociendo a Barea, seguro que este aspecto lo estará teniendo muy en cuenta para ser justo. Eso contando con que sea Barea quién decide a dónde va a parar el dinero y las razones o argumentos usados. Que igual no tiene nada que ver y el hombre vive una vida alejada de esas cuitas. Además, Barea nunca cometería el error de ir de la mano de personajes de su partido fuera de la órbita institucional y en horas bajas. El otro día me lo encontré de cara en el Monkey Week. No me saludó. Sería que iba despistado. O no. Y eso que en más de una ocasión había a quien no le gustaba un pelo en el PP que le invitara a mis tertulias, primero en Onda Cádiz y luego en Onda Jerez. Debe ser cosa del estrés político. Total.

Por cierto, el otro día pude comprobar personalmente la colocación de dos 'mamotretos' arquitectónicos de diseño a un lado y otro del puerto de Cádiz. Un disgusto para la vista de cualquiera, pero lo que me deja de piedra es el vídeo que reproduce Fernando Santiago en su blog del diario, Con la Venia. El ciudadano que lo ha grabado tiene un cabreo de mil demonios en su crítica artística y política colgada en You Tube, en la que lo mezcla todo y no deja títere con cabeza. Muy indignado. Por cierto, que como paseo mucho por Cádiz, no dejo de maravillarme de la poca publicidad, excepto la institucional, que tienen las costosas pantallas instaladas en la ciudad. ¿No hay un buen comercial que la consiga? ¿son caros los precios? Pues si no funcionan, que cesen al responsable ¿no?

No hay comentarios: