21 ago. 2013

Tiempos duros, tiempos salvajes



Nada sale gratis a quien nunca piensa en el daño que causa a las buenas personas, por lo que se tienen que llevar lo suyo. Y en la provincia de Cádiz, entre freaks incultos, sabelotodos impresentables, catetos venidos a más, asesores que se creen impunes, y variada fauna sin escrúpulos de distintas profesiones dispuesta a que le den por todos lados sin quejarse, estamos apañados. Confiemos en la Divina Providencia, porque todo llega, sentémonos en el dintel a ver pasar los cadáveres de nuestros amados enemigos. Va a comenzar el desfile, en breve, sin que tengamos que mover un dedo. Pero será un placer inmenso hacer las necrológicas, contar sus mezquindades con todos los detalles.

No hay comentarios: