16 nov. 2013

Lo del teletipo de Antonio Sanz termina mal...


Uy, que raro, que con tanto gran defensor de la libertad de expresión e información que pulula por Cádiz no se hayan cabreado más con lo que publica 233 grados, el despido de una compañera por un error lamentable que puso en tela de juicio la honorabilidad del presidente del PP de Cádiz y senador Antonio Sanz. A mí, sin corporativimos baratos, me jode lo que ha pasado. Ignoro los detalles internos pero si Sanz tuviera el talante apropiado (dando por buena la noticia del despido, como no puede ser de otra forma) defendería a la, imagino, abochornada periodista, aceptaría sus disculpas y hasta bromearía sobre lo sucedido. Y hablaría con la agencia al respecto. Ya, imagino que no le habrá hecho gracia, pero de las crisis o los errores hay que hacer oportunidades. Lo siento por la compañera, buena persona, a la que deseo suerte ahora. Mucha. De todo corazón. Y por cierto, a ver esos valientes kanallas, a dar la cara ahora. O ¿hay canguelo con el PP? Ejem. O vamos al programa de Toñi Moreno. Estas cosas tienen arreglo, periodistas, políticos, putas, putos y policías no solo tenemos en común la 'p' sino que nos movemos en aguas peligrosas. Hoy por tí, mañana por mí. De todas formas creo que va a haber debate...

1 comentario:

Antonio Sanz dijo...

Pepe. Demasiado he aguantado en silencio y respeto como para ahora aceptar campañitas de desprestigio y manipulación. Yo nunca pediría a una empresa mediatica que despida a nadie. Mateo Risquet dejo claro a su empresa que yo no quería mal para nadie. Es mucho lo que respeto a los periodistas. Ahora pido tambien, si puede ser, que se me respete a mi. Sabes bien que tomo las cosas siempre de buen grado. No es miedo al PP. Porque no os dirigís a la empresa directamente. Un abrazo