21 feb. 2014

Imparable, no dejes de soñar nunca


Caer y levantarnos. Siempre, no queda otra, una puerta se cierra y otra se abre. Unas veces se gana y otras se aprende. No habrá paz para los malvados ni tregua para los corruptos. Nunca. Gracias a quien tiende la mano y ayuda porque cree que debe hacerlo, que es de justicia. Sin esperar nada.
Esta madrugada me acuerdo de tantos y tantos que caen y no logran levantarse. Doy gracias a Dios por poder seguir haciendo cosas por los demás y disfrutar con mi trabajo.
La felicidad está en el privilegio de hacer realidad los sueños. Los buenos son los imparables, los que no se detienen nunca por dura que sea la adversidad. Un abrazo a tod@s. Os quiero...y os dejo mis dos canciones en estos días, llenos de alegría y orgullo por el trabajo hecho.

No hay comentarios: