9 jul. 2014

Por favor, una respuesta...

¿A quién beneficia DIRECTA o INDIRECTAMENTE que no se termine y se abra la residencia de mayores de La Línea? Me hago esa pregunta en VOZ ALTA. La diputada y alcaldesa linense, Gemma Araujo, denuncia que “un año después de que el Gobierno del PP retirase 2,1 millones para su construcción, la obra sigue paralizada y sin visos de reanudarse”. Araujo ha anunciado la presentación de una propuesta al próximo Pleno de la Diputación para “exigir la reanudación de las obras de la residencia de ancianos, paralizadas desde hace un año y abandonadas hasta haber llegado a convertirse en un improvisado establo para animales”.

“Un año después de que el Gobierno del PP retirase de los Presupuestos para 2013 una partida de 2,1 millones para la construcción de la residencia de ancianos de La Línea y pese al compromiso de retomar las obras al amparo de la siguiente anualidad económica, las actuaciones continúan completamente paralizadas, con el consiguiente abandono para la parte ya realizada y sin que existan noticias de una nueva programación para reactivar los trabajos”, ha señalado.

Gemma Araujo ha adelantado que la propuesta, que será llevada al Pleno del próximo miércoles, exige al Gobierno de la Diputación que se retomen las actuaciones “a la mayor brevedad”. Igualmente, ha asegurado que a lo largo de la sesión plenaria se solicitarán las “explicaciones oportunas sobre las consecuencias que el abandono de la obra podría tener para el futuro equipamiento, especialmente si se han producido daños de relevancia tras un año de interrupción de los trabajos y de total dejadez en su conservación”.

En este sentido, se ha referido a la “imagen tercermundista” reflejada recientemente por los medios de comunicación, que se hacían eco de la utilización de la estructura de la residencia, en fase de obras, como establo improvisado para un grupo de asnos. “La paralización de la construcción de la residencia de ancianos de La Línea y el abandono de las instalaciones a medio levantar son un triste símbolo de la actuación del Gobierno del PP al frente de la Diputación, que está haciendo gala de una absoluta ausencia de gestión y que amenaza con convertir a esta institución y al conjunto de la provincia en un erial”, ha añadido.

La diputada y alcaldesa ha recordado que la retirada de los 2,1 millones que los Presupuestos de la Diputación destinaban en 2013 a la construcción de la residencia de ancianos de La Línea fue clave para que el Gobierno provincial del PP “consiguiera la financiación necesaria para poner en marcha uno de sus más explotados instrumentos de propaganda, como fue el Plan Reactiva”. Así, ha incidido en que este proyecto fue “el gran sacrificado” para impulsar un plan que significó un “ejercicio de arbitrariedad en el reparto de inversiones por parte de la Diputación, que estableció un criterio lineal de distribución entre municipios, sin tener en cuenta su población ni su realidad socioeconómica, a razón de 55.000 euros por localidad”.

“El Plan Reactiva supuso un mal negocio para los pequeños municipios, que se vieron maltratados al recibir un tratamiento similar al de las grandes ciudades, que no forman parte de la razón de ser de la Diputación y que sí cuentan con capacidad para generar recursos con los que afrontar inversiones por sí mismos”, ha denunciado Gemma Araujo, quien ha añadido que “ese mal negocio alcanzó extremos alarmantes en La Línea, donde se perdieron 2,1 millones de euros a cambio de solo 55.000 euros. De hecho, los más de dos millones que euros que debían haberse dedicado para finalizar la residencia de ancianos fueron la parte del león de los 3,7 millones con los que estuvo dotado el Plan Reactiva: el millón y medio restante provino de distintas actuaciones en materia de empleo, ya presupuestadas previamente y destinadas a los municipios, que el Gobierno provincial había sido incapaz de ejecutar cuando el ejercicio 2013 ya tocaba prácticamente a su fin”.

“La Línea se quedó sin residencia de ancianos y los pequeños pueblos recibieron un injusto tratamiento, pero el Gobierno del PP en la Diputación consiguió lo que quería con el Plan Reactiva: tener una oportunidad para ejercitar su aparato de propaganda, vendiendo dos veces las mismas inversiones y dejando a los ayuntamientos la responsabilidad de gestionar unos fondos que corrían riesgo de perderse por su propia desidia”, ha concluido la diputada provincial y alcaldesa.

No hay comentarios: