1 ene. 2015

#Regeneración2015

Mis primeras líneas en 2015 están llenas de esperanza y de realidad. Decididamente toca cambiar este país, a gritos, a dentelladas, con propuestas que aporten vida, ayuda a quienes no forman parte de un modelo que nos imponen a golpe de decretos, acuerdos legales pero no éticos porque perpetran un atentado social contra los más débiles. No les reconozco. De corazón. Y claro que hay entre ellos gente buena, pero son insuficientes para regenerar a los de arriba, cómodamente instalados en su poder, descalificando, y dando miles de votos cada vez que lo hacen, a quienes marcan otro rumbo.
Esta lucha no va a ser fácil. Ojalá Ruz y Alaya, y tantos otros jueces menos estrella pero no menos valientes, hagan su trabajo y lo terminen a tiempo, y que lo podamos contar en libertad sin leyes que nos impidan expresarnos. Pero ni cien jueces pueden hacer lo que un partido con su mayoría, cambiar el modelo, de abajo a arriba, de arriba a abajo, dejarlo todo como una patena y poner el puto contador a cero. Si no pactan esa regeneración política en serio, les vamos a regenerar a todos a golpe de urna.
Por lo demás, solo deciros una cosa, 2015 es el año del gran cambio. Yo trabajaré duro para que lo sea. No me gusta lo que veo y me duele muchísimo. Yo haré mi trabajo, el que me gusta hacer, espero que todos hagáis el vuestro para que que cada día sea mejor que el anterior, con o sin ellos. Nos vemos en Madrid el día fijado. Quiero estar en esa foto, la de ese momento histórico.

Buenas noches y buena suerte

No hay comentarios: