1 jul. 2015

Ida y vuelta a Madrid (Elecciones Generales 1)

Mamen Sánchez y Salvador de la Encina, en octubre de 2011, en Jerez.
La elaboración de las candidaturas al Congreso y al Senado por la circunscripción de la provincia de Cádiz va a estar entretenida en todos los partidos, dada la relevancia que siempre ha tenido y tiene este territorio en la gran política. En el PSOE, la renuncia de Manuel Chaves lleva a Salvador de la Encina (probablemente uno de los mejores parlamentarios que hemos tenido) a ocupar su escaño algunos meses. 
Al Senado se va ya, directamente (por designación del Parlamento Andaluz), el socialista Francisco Menacho, cuyo trabajo dentro y fuera del partido ha sido notable en las últimas campañas. También le acompaña en ese viaje el dirigente andaluz del PSOE, el gaditano Juan Cornejo.
El diputado Francisco González Cabaña podría repetir perfectamente pero la lista será paritaria, cremallera por lo que igual está encabezada por una socialista, opción que descarta Mamen Sánchez, enfrascada en una de las más complicadas tareas políticas de la provincia: presidir el Ayuntamiento de Jerez como alcaldesa en minoría. 
Pero ¿suenan otros nombres de mujeres socialistas? Claro que sí, pero muy bajito, como la posibilidad de que la actual delegada territorial de Salud, Miriam Alconchel, pudiera emprender rumbo a la capital de España. Su perfil, como el de Isabel Armario, responde a lo que demanda el PSOE de Pedro Sánchez. O eso, al menos, se comenta por la plaza de San Antonio. 
Sea como fuere, Irene García, la flamante presidenta de la Diputación de Cádiz, secretaria general del PSOE provincial, seguro que tiene en su bloc mas nombres y apuestas. El procedimiento de elección de los candidatos/as al Congreso y al Senado es clave. Los socialistas han tenido siempre grandes nombres en la cabecera, como Chaves o Rubalcaba, por lo que el perfil de Cádiz tiene que ir medido con cuentagotas. No es cualquier provincia. No vale cualquiera para dar la batalla.

No hay comentarios: