19 nov. 2015

Una radio casi en la Plaza del Arenal (2)



Aquello más que un estudio era un almacén, seguro que Pedro Alemán se acuerda de los tiempos en Radio Arenal de la Rueda Rato (hoy Onda Cero), en la calle Caballeros. Pasamos lo nuestro hasta que pudimos mudarnos a la última planta del edificio. Corría 1986 y allí pasé años geniales que no puedo olvidar. Fui jefe de informativos, productor, locutor, de todo, bajo la dirección de un comunicador sevillano al que le perdí la pista, Juan José Borjabad. Era el tiempo de Bon Jovi, Bananarama, Frankie goes to Hollywood, Europe, pero también de los progresos personales en muchos sentidos, porque me pude comprar un coche, un Volkswagen Polo Coupé, gris plata, con el que hice miles de kilómetros por toda España.

Radio Arenal pertenecía a la Rueda de Emisoras Rato, la de familia del mismo apellido, que luego vendió la cadena en 1990 a Onda Cero cuando era propiedad de la Once (de ahí su actual ubicación en la calle Gaitán). Fueron tiempos realmente bonitos. Eran veinte emisoras en toda Andalucía. Joaquín Soler Serrano, hizo algo que fue un sueño, el Radio Tren, “un auténtico estudio de radio itinerante y una exposición móvil”, en cada estación un programa. Aunque con recursos modestos, Radio Arenal (tomamos el nombre de la plaza, justo enfrente), se hizo con un hueco serio en la audiencia de la radio. Juana Blanco hacía un magnífico magazine. Gran voz de una persona que pasó con mucha audiencia por la emisora de la calle Caballeros.
Me acuerdo de un debate muy especial, porque lo era entonces reunir a Pedro Pacheco, José María Ruiz Mateos y Miguel Arias en un mismo espacio, en un estudio de radio en Jerez. Pacheco fue eurodiputado por el PA durante los años 1989 y 1990. Los tres consiguieron escaño (Arias ya lo era desde 1986) y aunque nunca me contaron nada estoy convencido que tuvieron que coincidir hasta gastronómicamente en más de una ocasión en las noches de Bruselas y Estrasburgo. Las carreras europeas de Pacheco y Ruiz-Mateos quedaron en nada, todo lo contrario que Arias, hoy comisario europeo de Acción por el Clima y Energía.

Tiempos radiofónicos que combinaba como corresponsal de El País, en cuyas páginas ocuparon momentos de gloria la huelga del sector de la vid, los empresarios, Pacheco y el magnate de la F1, Bernie Ecclestone, el bodeguero José Estévez y sus compras de bodegas, las órdenes de derribo contra el chalé de Bertín Osborne o la llegada a Jerez de Steven Spielberg para rodar “El imperio del sol” en las marismas de Trebujena.  

Voces con solera

Las redes sociales te enredan y, en mi caso, escribir hace unos días sobre aquellos tiempos de Radio Jerez me ha llevado a enredarme y recuperar el contacto con muchos de esos compañeros de aquellos años, de distintas generaciones pero unidos por nuestro amor a la radio. En la tierra del jerez hay voces con mucha solera e historia, que han marcado época con sus estilos.

Aunque ya hablaré de Radio Popular, la de la Cruz Vieja, quiero citar a Iñaki Estrade, con quien aprendí mucho y a quien aprecio por su creatividad, buena voz y estilo. Es un gran fotógrafo, además. Hablar tanto de la afición común a la radio puede ser muy creativo.

Facebook es nuestro punto de encuentro, y Whatsapp. Todo un placer queridos compañeros y compañeras. Vamos a seguir recuperando la familia, por favor. La radio tuvo muchos años de esplendor en una ciudad donde jugaba un papel muy relevante, ya va siendo hora de poner en valor muchas de aquellas voces con solera. Hay que remover corazones.

No hay comentarios: