24 dic. 2015

Feliz Navidad a casi todos...



Podría ser un fariseo y deshacerme en buenos deseos para todo el mundo, pero no, no todo el mundo se merece un hueco en mi corazón y menos aún que les felicite. A algunos les llegará su hora sin que yo mueva un dedo, un pensamiento o una influencia. O, quizás mejor, el azar jugará un poco con todo y seguro que tengo la oportunidad de contar sus historias, que las tienen. No queda otra, llevo algunos días en los que las informaciones llegan a mis manos sin haber hecho nada, porque hay gente que confía en mi capacidad para buscar historias, identificarlas y pulsar los resortes apropiados. Tienen razón. Nunca me fui de la trinchera. Ni abandoné mis principios. 

Hay algo que detesto más que a un falso: a un falso y mentiroso, al que miente sin pensar en las cañas se vuelven lanzas. ¿Creen en los ángeles? Por que yo sí. El Arcángel Gabriel es el ángel de la anunciación, de la muerte y la resurrección, la venganza y la compasión. Se dice que el tocará la trompeta el día del Juicio Final para despertar las almas dormidas.Y que inspira a los artistas, y todo tipo de creadores por ser seres humanos que cultivan la pureza. El arcángel Gabriel les imparte la habilidad para la comunicación. Creo que el ángel de los periodistas, de los buenos. Se dice que le dictó el Corán a Mahoma. Ya sé que está de moda ser ateo y no católico, pero ¿qué quieren que les diga? El papa Francisco me está devolviendo la fe y la confianza en la justicia divina.

John Pizzarelli pone banda sonora a mi felicitación de Navidad, con una pieza de Paul McCartney, que se llama Silly love songs, tontas canciones de amor para recordar a alguien que le quieres. Decir te amo, recordar a tu compañero o compañera que cada vez le quieres más y más, es más divertido con música. Por cierto que si hay elecciones generales de nuevo que las empresas de encuestas hagan bien su trabajo porque sabiendo lo que sabemos de unos y otros, muchos votos cambiarán de santo, el devocionario se va a revolucionar. Una puta segunda oportunidad ahora que hemos descubierto lo de la utilidad del voto y las estrategias de todos. Se han desnudado.


1 comentario:

teoagct dijo...

Pepe como siempre me encanta lo que escribes, y describes, porque la descripción es correcta, hay quienes se merecen una felicitación y quienes no se merecen nada, y eso es la pura verdad. Una vez más enhorabuena por este artículo. Sencillamente extraordinario. Un abrazo