20 ene. 2016

Cualquier tiempo pasado fue mejor…o no

Los 091, en 1984, en Jerez con su manager y el autor de este blog (con guitarra). Foto JJ García
De fondo tengo a Eagles (Long road out of Eden, de 2007), una pena la muerte de Glenn Frey, un buen tipo, guitarrista vacilón, grande. Llevo varios días recomponiendo asuntos y preocupándome de lo que es importante, alejando a los tóxicos y envidiosos con energía y sin miedo. Por eso no publico mucho en el blog ni en este medio que, amablemente y sin recibir nada a cambio, reproduce mis humildes comentarios de veterano kanalla andaluz. Estoy ocupado pero no preocupado porque creo que todo va bien, teniendo en cuenta la situación del país. No corran, porque nos quedan algunos episodios memorables antes de que tengamos gobierno y presidente o se convoquen nuevas elecciones generales.

Juan Jesús García, periodista granaíno sin tanta malafollá como otros, me sacude el alma con una foto, de 1984, en la que aparezco con los 091 tras ganar la banda resucitada el III Concurso de Pop y Rock Alcazaba. Joder, qué golpe al corazón. José Ignacio Lapido me dejó su guitarra (mi eterna asignatura pendiente) y nos hicimos la foto. Yo trabajaba en Radio Popular (fijaros en la chapa) y aún conservo esa camisa negra de los conciertos, que compré en una tienda pop de Madrid antes de venirme a Jerez. Juanje me manda una foto que me emociona muchísimo, me pone las pilas ¿qué podría deciros? Granada es una ciudad que quiero con locura porque en ella pasé momentos que difícilmente puedo olvidar. En los ochenta.

Me da pena, la verdad, que la banda que tanto le debe a Jerez y su concurso –que Pacheco impulsó, dicho sea de paso- no haya incluido aún a mi ciudad en su hoja de ruta de este 2016. Lo siento y me jode mucho. Pero da igual, los veré en alguna ciudad, con lo que mi niña y yo tendremos una magnífica excusa para viajar y así le podré contar batallitas que he vivido, a veces imposibles de creer, pero juro que son ciertas. 091 está llenando todos los conciertos que se anuncian y en su web oficial podréis comprobar el aprecio que sienten muchos periodistas por ellos. ¿No vendrán a Jerez? Una pena, de corazón. Llenarían…

Quiero compartir esa foto con todos vosotros porque en ella se refleja toda una época que viví muy deprisa, a veces sin saborear lo que tenía a mi alrededor, loco por la música y la radio, sin la que no puedo estar ni un segundo. Calma mi ansiedad, mi asco por lo que me rodea y me han hecho sufrir. Y me devuelve a la realidad, a la alegría del amor, al aprecio de las buenas personas y las acciones positivas. Estoy seguro que Dios pondrá a cada uno en su sitio porque como dicen los “cero” está de nuestro lado, y más con el Papa Francisco, nada convencional.

El sillón maldito
Nada más ser elegida alcaldesa de Jerez, la socialista Mamen Sánchez tomó algunas decisiones. Nada más llegar al despacho de la Alcaldía lo supo, no lo ocuparía a diario. Optó por marcharse a otro, con mesa de reuniones, más reducido, que da a uno de los patios de la casa consistorial. Me lo contó en una amena reunión: “Me da yuyu”

No me extraña porque sus antecesores en el cargo las están pasando putas. Ese despacho, con ese sillón maldito, da a la calle Consistorio. Hay viejos funcionarios que hablan de algún insigne fantasma que merodea por esos lares, algún policía jubilado que veía sombras y oía lamentos. Pero lo que todo el mundo comenta es que ayer se reunieran en un mismo espacio tres ex regidores. Y no para algo bueno, la verdad. Todos asistimos, atónitos, a ese desfile político ante la Justicia.

Manda narices que los tres alcaldes de la democracia, Pedro Pacheco, Pilar Sánchez y María José García Pelayo anden enredados en graves asuntos judiciales que ayer convirtieron en noticia a Jerez en toda España. Es un sillón maldito, no me extraña que Mamen Sánchez sea prudente y use el despacho lo justo. La vara de mando es peligrosa porque el ejercicio de la política lo es. Y todo lo que está pasándole a los tres tiene que ver con ellos y con nadie más. 

Abrieron la Caja de Pandora y no pararon los infortunios. Leo las crónicas y los tuits de mis compañeros y compañeras de profesión y me impresiona mucho ver a Pacheco, con una botella de agua en las manos, esposado, saliendo del furgón de la Guardia Civil. Y las declaraciones de Pilar Sánchez, la actitud seria de Pelayo. Ciudad triste. No me gusta.

Una de música
Sí, me gustan. Hacen rock & roll y si le sumas a Miguel Ríos, ni te cuento. Me habría gustado mucho haber estado aquellas dos noches en el Price, cuando M-Clan grabó su soberbio disco en directo con buenos amigos, uno de ellos el granaíno. 

Gran canción para quienes, de ninguna forma, pueden, podemos seguir así. No vamos a consentirlo, hay que pelear por aquello que merece la pena, como esos admirables bomberos de Sevilla, multados encima con 15.000 euros por salvar a un puñado de personas de la muerte segura. El que aguanta gana. 

Soy un jodido optimista dispuesto a no dejar pasar ya ni una, a nadie, por nada. Como tú ¿no?

No hay comentarios: