2 mar. 2012

No dejes de creer



Nunca. Nadie es para siempre. Y no hay mal que cien años dure. Y tras la tormenta viene la calma y luce el sol. Todo depende. Puede que sí y puede que no. Quizás, acaso puedas. Puedes. Hoy, cuando subía las cifras del paro pensé en toda esa gente que lo está pasando mal. Y que el Gobierno da por hecho que llegaremos a los seis millones de parados y paradas. Solo sé que sacar adelante una empresa es cuestión de pulso, de valentía y de patrimonio personal, lo que no veo es a los bancos y a las pocas cajas que quedan echando una mano. Todo lo contrario. He escuchado atentamente la rueda de prensa del Gobierno y ahora quiero ver a quienes han contribuido a la crisis que sufrimos dando la cara y aportando. Me temo que nos quedan muchos momentos duros en las calles. Pronto. El ambiente es raro.

No hay comentarios: