31 may. 2013

Un día quisiera volver a la radio



No penséis que la noticia anterior me ha sacudido, no. Me ha dejado bajo mínimos, con el alma por los suelos. Veréis, hay cosas que nunca he contado, por pudor, que bastante cuento ya según quienes me quieren, que son muchos, gracias a Dios. Una de ellas es mis ganas de volver a la radio. De corazón. Desgraciadamente la política de concesiones de emisoras de FM ha sido un desastre por ser fino y elegante en el calificativo, porque se me ocurren brutalidades. Espero que Griñán compre litros y litros de Don Limpio para higienizar a una Junta que, en esta materia, ha rozado límites peligrosos. Pero esas emisoras podrían tener un fin social, con tantos periodistas en paro. Sé, perfectamente, que mi blog nunca recibirá uno de esos premios andaluces que se dan a los "suyos" o a los de "ellos". Aunque lleve desde 2005 dando la matraca y ahora vengan muchos presumiendo de redes. Ya, me quejo, ¿y qué? No sabéis la satisfacción que produce escribir en libertad. Mi vida está en este blog. Os la brindo como mi corazón, hoy jodido, muy jodido. Os quiero.

No hay comentarios: