28 ene. 2014

Gracias


...A tí, por estar ahí, desde 2005 atento/a a mis historias, a mi vida en definitiva. Este blog ha vivido conmigo y lo sigue haciendo, aunque insignes aprendices de Maquiavelo intentaron acabar con él y conmigo de paso. Así es, pero perduramos y escribiré en breve con una media sonrisa algunos epitafios. Otros vendrán de los juzgados y no habré tenido nada que ver, lo juro, aunque los celebre. Esta noche estoy feliz, rotundamente feliz y fuerte, hay magia a mi alrededor porque hay amor.
Probablemente notes un giro en esta bitácora, habrá noticias, pero tengo ganas de contaros algunas cosas, y para eso está el blog. Otras historias. Haceros uno, se tarda pocos minutos, desahogaros en libertad y sin miedos. Un gustazo darle en los morros a tanto cabrón con pintas que anda por ahí en esta bahía del mamoneo.

No hay comentarios: