26 abr. 2014

Caray, Madrid


Hoy he vuelto a sentir muchas ganas de volver a Madrid, a pisar sus calles, tomarme un vermú en Malasaña, ir de pinchos con aquellos amigos y amigas de los que nunca supe nada más pero a los que siempre deseo lo mejor. Caray, Madrid, antes y después del atentado que nos mordió el alma. Madrid mucho antes, en los ochenta, cuando hice la mili en Colmenar Viejo y pasaba fines de semana sin dormir en los Alphaville, para regresar el lunes de madrugada, al toque de diana. A ver si terminan el AVE de una puta vez y tengo la pasta suficiente para volver a Madrid, a petarlo, a reirnos como lo hacía en aquellos tiempos, pisando el acelerador de mi Honda Civic Coupé por la Castellana. Joder, Madrid, te quiero. Bendito blog. Puta crisis. Cantan los de Pereza: "No tengo dinero, en mi casa se acabó, no tengo vergüenza, la perdí en un rock & roll, no tengo sueldo, trabajo por amor, me pongo gafas de rock para verte mejor..." Escuchar

No hay comentarios: