21 jun. 2014

Cozillaz

Me alegró ver a la ministra de Trabajo Fátima Báñez ayer en Jerez, la recuerdo con aprecio en su etapa de diputada onubense en Madrid y no comprendo por qué su actual director de comunicación de prensa menosprecia a los periodistas de 'provincias' justo en un día en el que el Gobierno anunciaba una bajada de impuestos (para 2015). "La ministra no hará declaraciones, no hay canutazo", nos dijeron Esteban Fernández y Amparo Bou, que han llevado muy bien la comunicación del congreso de ayer. Leñe. Así va la política de comunicación del Gobierno, no hablan cuando tienen que hablar, justo en el mejor momento. Menos mal que su intervención fue fructífera. Y eso que el sábado lo dedicó al partido en la provincia. 
El día 10, me cuentan, abre oficina Ausbanc en Jerez. Los abusos bancarios están a la orden del día. Van a tener cola, no hay que tener miedo en revisarlo todo y pedir auxilio legal cuando es necesario. Miren sus hipotecas y préstamos porque si les aplican, como a un amigo mío, intereses de demora del 29% manden a su banco a tomar por saco y acudan al juez porque de oficio les van a anular esa demora, absolutamente ilegal. Ya vale de abusos.
Me susurran que pregunte la razón por la que la clase dirigente es tan aficionada en San Fernando a comprarse todoterrenos y los impuestos que pagan por ellos. Hay que ver la mala leche que tienen los que susurran estas cosas. Es igual que lo de la residencia de la tercera edad que no termina de inaugurarse en La Línea de la Concepción. Es lo que tiene pisar callos a buena gente, que luego en vez de patada en la espinilla te la dan en la recova. Un moderno asesor de Diputación anda muy nerviosillo, despreciando a quienes no debe, sin darse cuenta de que todo tiene arreglo, con buenas formas. En La Línea se cuenta de todo. Yo no me creo nada, de momento claro. Seguiremos informando amiguitos y amiguitas...con luz y taquígrafos.
Por cierto, esos rumores de que Antonio Sanz no ha tenido más remedio que ceder su puesto de senador por la comunidad andaluza a Juan Manuel Moreno Bonilla no son verdad. Son varios factores, como el tradicional de que el presidente del PP siempre es senador en Madrid (plataforma de acción política muy necesaria), y luego que nada más producirse la renovación, fue Sanz el que se adelantó, amén de otros criterios estratégicos que ya se verán. Ahora le toca organizar las elecciones municipales. Por cierto que es clave el papel que desempeña su coordinadora Natalia López Casado. Tiene altura profesional y otro estilo.
Hablando de municipios, en Sanlúcar de Barrameda corren rumores de imputaciones de funcionarios clave del gobierno del socialista Víctor Mora (qué gran error cometió Irene García al marcharse). En el equipo de gobierno hay quien se tienta la ropa por el pacto.  Y Ana Mestre, la candidata del PP, va a tener espacio de crítica y varios temitas. Y no valdrán protecciones o blindajes mediáticos. Así que el panorama sanluqueño amenaza tormenta.

No hay comentarios: