9 ago. 2015

Adiós a Adrián, el hermano de los pobres



Triste domingo hoy, repaso mi perfil en Facebook y gracias a Santiago Casal y Raquel López me entero de la muerte de una buena persona, el hermano Adrián del Cerro, religioso de la Orden de San Juan de Dios tras más de cincuenta años de dedicación a los niños atendidos en el antiguo Sanatorio de Santa Rosalía y a los necesitados de toda la ciudad.

Su funeral, me cuenta Gabriel Álvarez desde la Diócesis de Jerez, tendrá lugar mañana lunes, a las 12 horas en el Santuario de San Juan Grande. Tengo muchos minutos de entrevista con el hermano Adrián, que publiqué con gran cariño en mi canal de CNA en las navidades de 2013.  El economato que lleva su nombre fue motivo de un repor en el diario EL MUNDO DE ANDALUCIA (ver).

El funeral lo presidirá Antonio Glez. Sáez de Tejada, sacerdote de la comunidad de San Juan de Dios en Jerez, ante la ausencia de monseñor José Mazuelos presente en Ávila con motivo del Encuentro Europeo de Jóvenes enmarcado en el V Centenario de Santa Teresa de Jesús. Concelebrarán numerosos sacerdotes diocesanos y de otras comunidades.

El hermano Adrián en su economato.

El libro que nos hará meditar...
La capilla ardiente abrió sus puertas en el Santuario a las 13 horas de hoy domingo y se mantendrá abierta y recibiendo las visitas de todos los fieles que lo deseen hasta la medianoche. Por la mañana, este lunes, abrirá de nuevo a las 9 horas y hasta la de la celebración del funeral. El hermano Adrián yacerá en una tumba del propio Santuario de San Juan Grande.

Lleva su nombre el economato abierto en el conjunto de santuario, hospital y geriátrico a nombre del Patrón de la Diócesis de Asidonia-Jerez cuya devoción también promovió. Nació en Retamoso de la Jara (Toledo) en 1923, pero desde 1962 ha ejercido su acción solidaria de amor, de entrega, de sacrificio, de virtud, de trabajo y de santidad en Jerez.

La ciudad lo concedió en su momento la Distinción de Honor del Consejo Local de Mayores, le dedicó una avenida en su callejero y existe, además, un libro bajo el sugerente título ‘Hermano Adrián, limosnero de Dios. Vida, obra y aventuras del Hermano Adrián del Cerro’ del que es autor el reconocido investigador histórico jerezano Antonio Mariscal Trujillo.

Dice la orden hospitalaria en una nota insertada en las redes sociales:



El Hno. Adrián ingreso en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios el 17 de octubre de 1950. Llegando a Jerez de la Frontera el 15 de Septiembre de 1952. En ese mismo año el Hno. Adrián ya comenzó a recorrer las calles de Jerez pidiendo limosna para los más necesitados.
Su vida de Fe en el Dios de la Misericordia y su entrega a los más pobres pidiendo por las calles, campos y campiñas Jerezanas, hizo que se convirtiese en el Hno. Limosnero del Sanatorio Santa Rosalía, que hoy se llama Hospital San Juan Grande.
Lloviese, hiciese frío o calor, el Hno. Adrián cada día recorría las calles y campos de Jerez, con su hábito negro, su cartera, y con su inseparable boina. También pedía limosnas en otras ciudades de la provincia Gaditana, Ceuta y Melilla, así como en Marruecos, país del que eran atendidos muchos niños en el Sanatorio que padecían la secuela de la polio.
Aunque hacía años que no salía personalmente a pedir, seguía generando limosnas como hizo toda su vida a través de los bienhechores, para ayudar a las familias en estos tiempos de crisis.

No hay comentarios: