4 jul. 2017

Preocupación por el envejecimiento del parque de automóviles


Adolfo Randulfe, director de comunicación de ANFAC afirma que “aunque el mercado de turismos ha cerrado en el mes de junio y el primer semestre con cifras positivas, desde Anfac seguimos preocupados por la falta de impulso en las matriculaciones por parte de los clientes particulares. Como resultado, este canal ha crecido en el primer semestre del año casi la tercera parte de lo que lo ha hecho el mercado en general, que ha estado impulsado principalmente por las ventas a empresas y alquiladores".

"Esta tendencia al estancamiento entre los particulares se repite desde el comienzo del último trimestre del pasado año, y ya hemos visto algunos meses incluso con tasas negativas en este canal. Además, desde Anfac también nos causa inquietud la falta de rejuvenecimiento del parque cuya edad media, 12 años, está muy alejada de lo que sería recomendable para mantener una flota con bajas emisiones y altos niveles de seguridad. Dos aspectos son esenciales, respectivamente, para lograr una buena calidad del aire en nuestras grandes ciudades y mantener unos bajos niveles de siniestralidad vial".


Según el director general de Ganvam, Tomás Herrera, “históricamente, junio es un mes bueno para que los particulares compren coches. Para muchos conductores, los coches nuevos son para el verano, siendo habitual que cierren su compra antes de las vacaciones para poder rodarlo en sus desplazamientos largos. De todas formas, son las empresas las que siguen tirando del mercado y no sólo por su pulso inversor renovado sino también por el empuje de las automatriculaciones que están nutriendo el mercado de ocasión con kilómetros cero en un momento en el que estos usados jóvenes son muy demandados en concesionarios y compraventas. En definitiva, hablamos de vehículo muy joven que contribuye de manera importante al rejuvenecimiento del parque”.

Raúl Morales, director de Comunicación de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, explica que las matriculaciones siguen sobredimensionadas, como lleva pasando desde primeros de año. Los objetivos que las marcas han puesto a los concesionarios están muy por encima de la realidad del mercado. No salen los números y, para cumplir con esos objetivos, los concesionarios se han visto obligados a automatricular demasiadas unidades de nuevo en junio, de ahí que el 25% de las ventas se hayan hecho en los dos últimos días del mes. 

El vehículo automatriculado es una oportunidad para los clientes, que acceden a fuertes descuentos, pero el riesgo para los concesionarios es preocupante, puesto que están teniendo que sostener un stock cada vez mayor, lo que va en contra de sus resultados. 

Al respecto, la presión sobre las concesiones ha sido especialmente fuerte este mes, porque ha coincidido con el cierre del trimestre por parte de las marcas. Es indudable que los planes PIVE tranquilizaban mucho el mercado, porque hacían aflorar una demanda añadida, que ahora cubre el sector de un modo artificial creando una "burbuja" del automóvil que no se corresponde con la demanda real.



No hay comentarios: