16 abr. 2009

Nadie es perfecto



Ayer me enteré que hay un grupo de intrépidos emprendedores, reducido pero selecto, que anda preparando una nueva publicación electrónica para la provincia, desde Jerez. Uy, con lo que poco que aguantan algunos eso de la libertad digital (no me refiero a la web de Federico, aunque sí). Pues bien, la característica de los impulsores es que ninguno necesitará esa publicación para vivir. Y que cada uno tiene sus ingresos fuera de la órbita política -que ya es difícil, oiga- con lo que algunas cositas divertidas podremos leer en dicha publicación. 
Es lo que tiene tocar las narices a las personas normales, es lo que tiene amedrantar a los que no se dejan y es lo que tiene, en definitiva, eso de la democracia. Me temo que internet va a jugar un papel curioso en las próximas elecciones locales en toda España. Hay algunos/as que desean la calidad de vida, la genuflexión sexualmente vergonzante. Son pocos, claro está, porque la mayoría sobrevive con dignidad. Ya me dirás, con 5.000 euracos al mes más de uno tiene calidad de vida, entre polvo y polvo que le quita del hombro a su líder carismático. Hoy me han pasado un listadillo con todas las nóminas de los superguais, las reales, con los suplementos extraordinarios de la pera, la repera diría yo.
Así cualquiera, y encima con tiempo para enredar y dar por culo (ya, no es correcto, pero es lo que hacen) al prójimo. Hoy me enterado que la cosa está chunga, que como nadie es perfecto, el pofezioná anda preocupadillo. Normal, algún día tenía que tocarle, no siempre iba a salirse con la suya incluso presumiendo de que se 'carga' a responsables mediáticos. Es incapaz de defender los intereses de quien le paga, aunque eso sí, calidad de vida es lo que tiene el menda lerenda, una jartá. Con su pan se lo coma que no hay malo que cien años dure.