31 dic. 2011

Feliz 2012 a casi todos


En 2012 voy a seguir peleando por lo que quiero y ayudando a todo el que lo merezca. Dentro de mis posibilidades. Os juro que no deseo nada malo a nadie, pero sí que la felicidad esté ausente en las vidas de quienes solo piensan en hacer daño con sus decisiones o inacciones. No me siento tan solidario este fin de año porque me duele mucho lo que veo a mi alrededor, a la gente que lo pasa mal. Y si hay que contar las cosas, pues se cuentan sin miedo. Como siempre he venido haciendo. Le pese a quien le pese, somos muchos ya. Y que ojalá en 2012 veamos todos el fin del mundo, tal como lo conocemos ahora, porque este mundo no tiene corazón ni razón. Hemos de construir otro, y ellos no nos van a ayudar. 

No hay comentarios: