8 ene. 2012

Griñán no se moja, orientará, y pide "sentido del humor" a Rubalcaba y Chacón

Griñán, conversando hoy en Madrid con otros dirigentes socialistas.
Las prisas son siempre malas consejeras y parece que la vieja guardia socialista maniobra al más rancio estilo para sabotear lo que lo no le gusta. “Cada militante socialista es dueño de su voto”, ha recalcado Griñán en una rueda de prensa ofrecida como máximo responsable de la federación socialista que acogerá el 38 Congreso los próximos 2, 3 y 4 de febrero.  Acábaramos presidente Pepe, debo deducir que no ha sido así hasta ahora.   A partir de mañana se celebran las asambleas en las agrupaciones locales y a continuación vendrán los congresos en cada provincia y se elegirá a los delegados. Después habrá una reunión con los secretarios provinciales, "lo discutiremos y daremos orientación desde la dirección regional, porque creo que es bueno hacerlo”.

El secretario general del PSOE de Andalucía, Pepe Griñán, ha asegurado hoy en Madrid que la Comisión Ejecutiva Regional socialista ofrecerá “una orientación” sobre los candidatos a la Secretaría General del PSOE antes del Congreso Ordinario que los socialistas celebrarán en Sevilla y ha garantizado que será “una opinión de abajo arriba y nunca de arriba abajo”, apostando además por un Congreso Ordinario “de integración” que “sirva para ganar” las Elecciones Autonómicas. En cualquier caso, Griñán ha dejado claro que el PSOE de Andalucía no acudirá al evento congresual en busca de “cuotas de poder” o de “posiciones orgánicas”, sino desde el convencimiento de que se trata de “una cita trascendental para los socialistas y para millones de ciudadanos que confían en que somos capaces de articular un proyecto sólido y una alternativa de gobierno desde la socialdemocracia”, que tenga como objetivo “salir de la crisis, combatir el paro y mantener nuestro sistema de protección social”. 

Ha insistido en que “desde Andalucía miramos el Congreso como una oportunidad de renovar el proyecto socialista con un liderazgo social fuerte y con equipos intergeneracionales y paritarios que puedan dar respuesta a los problemas de los ciudadanos”. Además, ha recalcado que “asumimos la responsabilidad de nuestra fuerza numérica” en el PSOE, conscientes de que “tenemos que remontar una situación adversa tras el 20 de noviembre y, sobre todo, afrontar con éxito el desafío de las Elecciones Andaluzas de la próxima primavera, que van a ser el principio de la recuperación del voto socialista en toda España”. 

En este sentido, el secretario general del PSOE andaluz ha resaltado que “los dos candidatos” a la Secretaría General socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, “han manifestado abiertamente su compromiso con Andalucía”, así que “ahora viene el debate entre las distintas opciones en el Congreso”. Ha repetido que la federación andaluza afronta este proceso “desde la neutralidad activa, que significa escuchar, conversar, reflexionar y decidir”, insistiendo en que “cada militante y delegado es dueño exclusivo de su voto, pero la Comisión Ejecutiva Regional, tras consultar con las organizaciones provinciales, hará pública su opinión. Nuestra posición -ha especificado- estará determinada por razones objetivas basadas en los proyectos, en la capacidad de liderar un proyecto renovado y en la forma de organizar un partido abierto, capaz y representativo de la mayoría social”. 

En este debate interno, Griñán ha pedido a Rubalcaba y Chacón “juego limpio, cordialidad, sentido del humor, inteligencia y hablar y escuchar más los problemas de la gente que del partido”. 

Políticas de austeridad en Andalucía 

Según ha resaltado Griñán, ambos candidatos y todo el PSOE tienen como referente a Andalucía porque “hemos demostrado que es posible una política de austeridad capaz de mantener los derechos y la protección social”. De hecho, subrayó que los representantes socialistas hablan de la comunidad andaluza “en positivo”, mientras “no ocurre así con la derecha, que habla con desconsideración, ignorancia o falta de respeto sobre esta tierra”. 

El secretario general del PSOE andaluz ha recordado que, cuando comenzó la crisis, Andalucía registraba sólo el 56% de la media de la deuda de las comunidades autónomas y, en plena recesión, ha reducido su gasto no financiero más del 7% mientras el resto de territorios lo han aumentado un 2,5%. En su opinión, es el momento de “confrontar modelos” y ha señalado que “no es bueno ni conveniente tener un Gobierno de la Nación que ha mentido al tomar sus primeras decisiones”, en referencia a la subida de impuestos anunciada por el gabinete de Mariano Rajoy. “Y todavía dice el PP que en Andalucía bajaría los impuestos, después de subirlos con un incremento fiscal muy importante” en todo el país y en el tramo estatal del IRPF, de manera que “las comunidades no percibirán nada del aumento”.

No hay comentarios: