16 jul. 2014

El bochornoso caso de la residencia de ancianos de La Línea: una burrada

¿No es un escándalo no terminar esta residencia para ancianos? Pues eso.
El diputado provincial socialista Diego Sánchez Rull ha defendido hoy en pleno la propuesta que exigía a la Diputación la finalización de la construcción de la nueva residencia de ancianos de La Línea –la alcaldesa linense, Gemma Araujo, no ha podido asistir al Pleno por la coincidencia con actos institucionales en la localidad-, un proyecto paralizado y que ha sido recientemente actualidad como consecuencia de que se haya convertido en un improvisado establo para burros.  
“El Gobierno provincial ni siquiera ha sido capaz de aclarar el estado administrativo en que se encuentran las obras, si van a continuar a través de la misma empresa, si se han rescatado… Lo que sí ha hecho es escudarse en que hay una partida recogida en los presupuestos, cuando lo que realmente vale es la voluntad de ejecutar lo que aparece en las previsiones económicas; eso es lo que da la medida del verdadero interés político por un proyecto”, ha señalado. 
 Igualmente, ha lamentado que el PP “diga ahora que la adjudicación de la obra, por un valor de 4,3 millones de euros y realizada en tiempo de gestión socialista en la Diputación, pudo no haber sido suficiente. Han tenido tres añitos para darse cuenta, y ahora nos vienen con esas…”. “El Gobierno de la Diputación debe cumplir con su obligación y con su compromiso, y asumir la construcción de la residencia de ancianos, un proyecto que estaba recogido en los Presupuestos de la Diputación para 2013 y que finalmente perdió 2,1 millones de euros que ya habían sido consignados para aquella anualidad, con lo que se mantuvo la paralización de las obras”, ha asegurado, para concluir afirmando que “de nada vale decir ahora que la construcción se hará cuando la Junta concierte las plazas. Lo primero y fundamental es acabar la obra y garantizar la necesaria partida económica en los Presupuestos para 2015”.

No hay comentarios: