24 jul. 2015

Gobernar para la mayoría

El alcalde de Cádiz, José María González (en el centro) 
preside la Junta Local de Seguridad este pasado día 22. 
Foto: Manuel Fernández (Ayto Cádiz)
No va a ser fácil gobernar en Cádiz para José María González, de Por Cádiz si se puede (PCSSP). No porque tenga minoría sino porque una cosa es la crítica política y las promesas hechas a los ciudadanos y otra la gestión, el día a día. El baño de realidad de ‘Kichi’ y su equipo es de tal calibre que cunde cierta preocupación en la ciudad y entre los propios funcionarios.

Fran González, portavoz del PSOE, tendrá que someter todo a una reflexión serena y adoptar decisiones, que no serán nada fáciles, si el consistorio no funciona. El pleno de ayer salió bien, aunque a la segunda, en esencia porque el alcalde ha dialogado como se esperaba. Eso dijo Fran en las redes sociales: “Esta vez sí hemos llegado al Pleno con un documento trabajado y dialogado con todas las fuerzas políticas. Esta vez sí cuentan con nuestro apoyo”

Un buen dirigente político necesita del mejor equipo posible a su alcance. Y cuando ese equipo falla, solo la fortaleza e inteligencia del líder puede suplir esa carencia. El regidor de Cádiz necesita más consenso, diálogo y un respeto absoluto a la ley y el reglamento municipal para que todo discurra con normalidad. Y aportar documentos cada vez que se hace una afirmación pública y más cuando se pone entredicho el honor de personas e instituciones.


Además, los medios de comunicación son corresponsables de la difusión de datos que no están acreditados y demostrados documentalmente. Ayer, cosa que le honra, el edil David Navarro, de PCSSP, que ostenta la Delegación de Deuda, admitió un “error aritmético involuntario”  al imputar a los ediles del PP Bruno García y Paloma Bordons, unos ingresos muy superiores a los que han percibido hasta que su partido dejó de gobernar en la capital gaditana.

Auditoría en Arcos
Por eso les llamo la atención, por cierto, sobre el nuevo alcalde de Arcos, el socialista Isidoro Gambín, que ya ha puesto en marcha el procedimiento legal para hacer una auditoría integral en su ayuntamiento, donde la situación económica es muy delicada y dista mucho del paisaje idílico pintado por el gobierno bicolor anterior PP-AIPRO. De entrada ha puesto orden en las contrataciones, que a su juicio, no se estaban haciendo correctamente. Gambín se pronunciará y tomará decisiones cuando conozca a fondo cómo se ha gobernado Arcos en estos años. De esa forma no se equivocará.

El nuevo alcalde arcense va exponiendo a través de todos los medios a su alcance, entre ellos las redes sociales (Facebook sobre todo), sus gestiones políticas y también hace valoraciones. Pero sobre todo los vecinos han encontrado en esas redes una vía eficaz para hacer todo tipo de denuncias y sugerencias al alcalde, que son comunicadas a cada departamento. Isidoro, que es funcionario de Justicia, tiene un buen equipo de gobierno y las ideas claras.

“En lo que llevamos de año, del 2015, son numerosos los reparos que el interventor accidental, ha venido haciendo a los diferentes gastos realizado por el equipo de gobierno anterior, PP-AIPRO. Por poner un ejemplo, al contabilizar las nóminas de este ayuntamiento, mensualmente, el interventor ha venido emitiendo un informe de reparo donde textualmente hacía constar: Se advierte de la ilegalidad de las gratificaciones, productividades y contrataciones del Ayuntamiento de Arcos. En muchos casos no se cumple la Ley, son arbitrarias, desproporcionadas, injustificadas, periódicas, excesivas, no objetivas, en muchas ocasiones percibidas por personas de confianza o próximas al equipo de gobierno”, afirma en su perfil social el alcalde de Arcos de la Frontera, Isidoro Gambín.



Ley electoral y medicamentos
En el plano de la agitada política nacional parece claro que al presidente del Gobierno Mariano Rajoy no le va a dar tiempo reformar la ley electoral para que gobiernen las listas más votadas y en cualquier caso no hay efecto retroactivo. Y, sobre todo, porque las elecciones generales configurarán un nuevo tiempo político. Por lo que los ayuntamientos -salvo crisis sobrevenidas- seguirán siendo gobernados como hasta ahora. El PP no se anda por las ramas, gobernaría la lista más votada y punto, nada de alianzas. Pero van tarde.

Lo que ayer sorprendió, y mucho, fue la propuesta del Gobierno central de implantar un mecanismo que se parece mucho a la subasta de medicamentos que aplica la Junta de Andalucía y que el Ejecutivo de Rajoy ha impugnado ante el Tribunal Constitucional en dos ocasiones, eso sin contar las reiteras críticas políticas que ha recibido.

Pues bien, ahora el ministerio ha remitido a las comunidades autónomas un borrador del nuevo Real Decreto de Precios y Financiación de Medicamentos y Productos Sanitarios. ¿Objetivo?: ahorrar. Pues si hubieran imitado a Andalucía aquí ya nos hemos ahorrado 150 millones de euros, según los datos que aportó ayer el nuevo consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso.

Adelanto a los municipios
Mientras, ayer también se supo que la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía adelanta al mes de julio el pago del tercer tramo del pago que reciben los ayuntamientos andaluces con cargo a su participación en los tributos de la comunidad autónoma. ¿Por qué? Amén de que las arcas municipales están a dos velas, Hacienda dice que el adelanto se realiza para facilitar el pago a las entidades locales de programas como los planes de empleo cofinanciados con fondos europeos que han sufrido retrasos por la complejidad de su justificación.

Los ayuntamientos reciben su participación en este fondo a través de cuatro partidas trimestrales. La dotación del fondo de participación de las entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma de Andalucía (Patrica) está dotado en 2015 con 480 millones de euros. De 2008 a 2015, la financiación incondicionada a las  corporaciones locales ha sido de 2.825 millones de euros. ¿Saben una cosa?: Andalucía es la única comunidad que garantiza a las corporaciones locales una participación en los ingresos de la comunidad autónoma. Así.

No hay comentarios: