17 may. 2010

Las medidas económicas de Zapatero y su impacto en Andalucia


Lo cuenta Fernando Rufo en Diario de Cádiz, con el Colegio de Graduados Sociales como fuente: "Hace justo tres años, el 15 de mayo de 2007, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó la puesta en marcha de las Actuaciones Territoriales Integrales Preferentes para el Empleo, las conocidas como Atipe.Entre las medidas 'estrella' de las Atipe se encontraba la de ofrecer ayudas por la contratación indefinida.Pues desde entonces hasta la fecha, la Junta de Andalucía apenas ha pagado esas contrataciones. Según datos del Colegio de Graduados Sociales de Cádiz, se calcula que las cantidades adeudadas en concepto de contratación indefinida rondan los 11 millones de euros".

El presidente provincial del PP de Cádiz, José Loaiza, anunció hoy que su partido volverá a pedir en el Parlamento andaluz que la Cámara de Cuentas fiscalice las cuentas de la Delegación Provincial de Empleo de la Junta en Cádiz, que, a su juicio, arrastra problemas de "gestión", de "credibilidad" y también "de seguridad jurídica". En rueda de prensa, el también diputado autonómico añadió que, a pesar del "oscurantismo", su partido también reclamará en el Parlamento "toda la información sobre las Atipes" (Actuaciones Territoriales Integrales Preferentes para el Empleo) en la provincia, y que se aclare "qué está pasando con el no pago de los incentivos que se prometieron".

Es el primer asunto a debate hoy en la Tertulia de Buenos Días, de Onda Cádiz, en la que participan Mamen Pedemonte (PP), Ignacio García (IU) y Raquel Arenal (PSOE). Tras escuchar la intervención en directo de José Blas Fernández, presidente del Colegio de Graduados Sociales, los tres parlamentarios han anunciado que pedirán la comparecencia del actual consejero de Empleo, Manuel Recio. El anterior, Antonio Fernández, participa hoy en un acto del PSOE en Jerez.
En la segunda tertulia, con Daniel Barea (PP), José Berasaluce (PSOE) y la abogada Macarena Fatuarte, seguimos con las medidas económicas, tras este fin de semana en que los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión, Herman Van Rompuy y José Manuel Durão Barroso, que subrayaron que las medidas, pese a su dureza, son «valientes» y «van en la buena dirección», aunque quisieron también dar un mensaje de optimismo, al recalcar que la situación presupuestaria de España es «muy diferente» a la de Grecia.