30 jun. 2017

“Todas vuestras firmas harán un bosque”



“Todas vuestras firmas harán un bosque”. Ese es el mensaje que Crédito y Caución está haciendo llegar a los asegurados que todavía no han activado la firma electrónica para difundir el uso de tecnologías respetuosas con el medioambiente. Crédito y Caución fue una de las compañías pioneras en apostar por la firma electrónica. En 2004, Crédito y Caución fue la primera empresa privada que incorporó los procedimientos criptográficos certificados por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que identifican con plena seguridad jurídica a Crédito y Caución como remitente de los documentos electrónicos que envía a sus clientes en sustitución de los documentos físicos usados tradicionalmente en la gestión del seguro de crédito. Sin embargo, el sistema es voluntario. Trece años después, uno de cada diez clientes de la principal aseguradora de crédito española todavía no ha activado la firma electrónica.

“Para ayudarnos a plantar un bosque, los asegurados que aún no lo han hecho sólo tienen que darse de alta en el sistema de firma electrónica. Con ello, contribuirán a la reforestación del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, a través de la ONG Reforesta, declarada de utilidad pública”, explicó el director de Estrategias Corporativas de Crédito y Caución, Carlos Muniesa.

La distribución de documentos electrónicos es más segura y confidencial y su recepción es instantánea, lo que implica un ahorro de tiempo de cara al cierre de las operaciones comerciales de los clientes de Crédito y Caución en un entorno globalizado. Además, desaparecen completamente los procesos de manipulación y archivo asociados al correo, una actividad que no aporta valor y genera elevados costes. Crédito y Caución emite una media de 12.000 documentos electrónicos diarios.

No hay comentarios: